sábado, 18 de junio de 2011

La palabra poética no excede la memoria

porque su tiempo eterno no cumple los olvidos.