martes, 8 de abril de 2008

PACO OJEDA



Una de las aficiones escondidas que mantengo es el toreo. No profeso la manía incontrolada de conocer ganaderías, toreros o corridas emblemáticas. Ocurre que hay algo que rodea a este espectáculo que me provoca una reacción estética e íntima.Uno de los toreros de la tierra en que nací, que han sido muchos y buenos, es Paco Ojeda. Nunca lo vi torear directamente, pero en el vídeo se puede comprobar hasta dónde llegaban la valentía y el buenhacer de este torero sanluqueño de singular carrera.