viernes, 15 de julio de 2011

Sé tú mismo, multitud en soledad, nos dijo Tibulo, IV, XIII, 12.

***
Me levanto repentinamente y desalojo de las baldas los libros de Platón, Cervantes, Dante, Virgilio, Borges, Flaubert y Rilke sin saber el porqué. Los abro uno a uno, con voracidad canina: quiero comprobar en sus márgenes que algún día fui lector de estos libros.

***
Quiero vivir deshumanizadamente.

***
Soy cuando menos aparezco entre los demás.

***
Cuando me suponen nace otro hombre.

***
Leer es dar vida; escribir acaso perderla.