lunes, 8 de agosto de 2011

La condición del poeta es acaso la condición del demiurgo: la soledad, la creación, el silencio, la mirada apesadumbrada ante sus marros.