domingo, 11 de abril de 2010

Antónimo de convención: individuo.

***

-¿Por qué no reservas estos materiales para una novela?Quiero decir, ¿por qué no guardas algunas páginas para escribir una novela con ellas?

-Entonces, ¿qué escribo, qué diferencia hay?

- Muchas. Una novela forma una historia unificada, con tono, voluntad de estilo. Una estructura narrativa sólida ofrece muchas ventajas: allí está todo ordenado a tu antojo, cada palabra, cada oración, cada párrafo, el libro todo. Los temas que se crucen…

-¿Un diario no es una historia literaria de un individuo? ¿Hay voluntad mayor de estilo?

-Sí, sí, creo en la superioridad de la novela.

- Yo sólo creo en los libros.

-Eso es porque eres incapaz de escribirla.

-Posiblemente sea incapaz de pintar como Tiziano, pero elogio su pintura.

-Ya, pero esta acumulación aturde. Es un puñado de páginas independientes.
Ganaría en una novela.

-¿Qué ganaría?

-Rotundidad.

-Hay algo más rotundo que escribir una vida, que leer escribiendo?

-Visto así…