miércoles, 13 de abril de 2011

Traslado las anotaciones realizadas a mano en mi moleskine a este diario, porque allí son hojas sueltas de una emboscada, aquí, a lo mejor, hilazón de un recorrido. Son versos de distintos poetas, antiguos, los unos, modernos, los otros. En cualquier caso, poesía.

Yo había abierto mi ser a la mansedumbre,

vaga la armonía por el valle,

lo pensado todo,

silencio errante,

con todos sus ojos ve la criatura lo abierto,

el estar sobre el dorso de sí mismo.