miércoles, 22 de diciembre de 2010

En muchas ocasiones, este diario es un cementerio de poemas muertos, de poemas embrionarios que jamás nacieron por su impotencia verbal y que terminan por configurar un mosaico de prosas sueltas y desvergonzadas. Como las almas del purgatorio, ser sin rumbo, eso es un mal poema.

***
Un mal poema puede ser, en ocasiones, la mejor prosa.


***
Aprenda a escribir novelas escribiendo. Aprenda a escribir ensayos escribiendo, pero, ¿y la poesía, cómo se aprende?


***
La poesía es escribir sobre lo que nunca seremos dueño.