domingo, 12 de diciembre de 2010

A veces, una vida imaginaria. En ocasiones, una vida paralela. Siempre, la vida ajena.

***

La silente cadencia de la vida...